Black Christmas es un remake de todo un clásico del cine de terror: el film homónimo que dirigió Bob Clark en 1974. La película narra la historia de Billy, un joven que sufre malos tratos por parte de su madre cuando niño. Su progenitora engaña al padre hasta que finalmente le asesina y encierra al niño en la buhardilla con intención permanente, para pasar a vivir junto a su amante y comenzar una 'nueva' familia. Mientras, la madre queda nuevamente embarazada de una niña y, al tenerla, la trata amorosamente, cosa que Billy jamás ha experimentado de ella. Cierto día, tras años de encierro, éste logra liberarse y asesina brutalmente tanto a su madre como al amante de la misma.

En un salto al presente, nos hallamos ante un grupo de seis chicas de una residencia universitaria: Kelli (Katie Cassidy), Dana (Lacey Chabert), Lauren (Crystal Lowe), Megan (Jessica Harmon), Heather (Mary Elizabeth Winstead) y Melissa (Michelle Trachtenberg), además de la encargada de la residencia de las mismas (Andrea Martin), quien ahora vive en lo que fue la casa de la infancia de Billy.

Este grupo femenino se ve acosado por unas misteriosas llamadas telefónicas amenazantes e intimidatorias que se producen durante las vacaciones navideñas; cuando una de las chicas desaparece, las otras comienzan a ser asesinadas, una a una, por alguien que no es sino Billy...
Guión:
Géneros:
Psicópatas - Remakes - Slasher - Navidad - Gore
País:
USA

TU NOTA

  Media: 6,13 (47 votos)

VÍDEOS

Trailer - Negra Navidad

Trailer

CRÍTICA

Dimension Films, la firma líder en terror durante los noventa, con éxitos de taquilla y crítica como: Abierto Hasta el Amanecer, Scream, Scream 2, The Faculty, H20, Mimic..., ha decidido finalmente estancarse y apostar por lo seguro y lo fácil: remakes de clásicos estadounidenses, canadienses y éxitos asiáticos (Halloween, Hellraiser, Pulse...) con los que enriquecer sus arcas para invertir en otro tipo de producciones. Esa es la única motivación para producir terror. Atrás quedaron esos años de originalidad y creatividad (aunque el principal propósito fuera el mismo: dólares. Pero ofreciendo calidad).