CRÍTICA DE EL OTRO LADO DE LA PUERTA

Por Francis Díaz Fontán
 
Tras realizar títulos de la serie B como ‘Hellbreeder’ o ‘Storage 24’, Johannes Roberts realiza su primera incursión para el cine de terror de un gran estudio con ‘El Otro Lado de la Puerta’. Además lo hace con un reparto sólido formado por Jeremy Sisto y Sarah Wayne Callies (‘The Walking Dead’) y una más que prometedora historia.

En ella un joven matrimonio decide establecerse en la India, donde formarán familia, y una tragedia les abrirá las puertas de los rincones más tétricos del más allá de una de las culturas más inquietantes del mundo.

La película, que parte de un planteamiento original, interesante, y visualmente muy estimulante, empieza, aunque sin perder la corrección, a sumirse en clásicos del género durante su desarrollo y tenemos una cierta sensación de ‘déjà vu’ hasta llegar a un desenlace repleto de referencias directas a títulos muy conocidos.

No por ello ‘El Otro lado de la Puerta’ deja de ser disfrutable para los aficionados al género, pero un espectador veterano no se dejará engañar tan fácilmente con los giros de guión y sustos que aguardan a la vuelta de cada esquina.

Tal vez el mayor “pero” que pueda ponerse a este título es que los actores no terminan de ser aprovechados. Estos interpretan a unos personajes bien construidos pero que están poco desarrollados y eso resiente al resultado final.

Lo Mejor: Nuestro Javier Botet en una de sus caracterizaciones más creepy hasta la fecha.

Lo Peor: El déjà vu a medida que avanza la historia.
 
CRÍTICAS RECIENTES