CRÍTICA DE EL RESPLANDOR

Por Emilio Martínez
 
Creo que el crítico Jack Kroll acertó plenamente al decir sobre El Resplandor que era el primer film épico de terror de la historia. Hasta su estreno en 1980 nadie había conseguido mostrar terror en estado tan puro, sin abusar de kilos y kilos de maquillaje.

La película de Kubrick que se estrenó en 1980 consiguió lo que muchas otras no han logrado: no envejecer. Otros títulos tan importantes de terror como pueden ser El Exorcista o La Profecía pueden verse hoy en día sin sufrir apenas sobresaltos. Sin embargo, la película de Stanley Kubrick sigue asustando al público más adulto o a las nuevas generaciones cada vez menos impresionables.

La Steady Cam - sistema mediante el cuál la cámara contrarresta el balanceo al desplazarse - se hizo popular a raíz de esta película. Los interminables y vacíos pasillos del hotel por donde Danny se desplaza en su triciclo son un alarde por parte del director de La Chaqueta Metálica de generar angustia al espectador, poniéndole un nudo en la garganta cada vez que el niño gira en una esquina.

La película aborda temas como el problema de la incomunicación entre un padre y su hijo, la fragilidad de la mente humana y sobre todo el peligro que acarrea la soledad.

Tanto Nicholson (sólo su rostro ya produce terror) como Shelley Duvall (a la que Kubrick humillaba para hacer más creíble su papel) están perfectos. Sus roles se complementan a la perfección: la locura de él en la segunda mitad de película es el contrapunto perfecto a la fragilidad que desprende ella.

El único "pero" que se le puede poner a la película –tal vez el motivo sea alguna escena eliminada a última hora- es el rápido proceso de transformación de Jack. No hay un claro proceso evolutivo de la maldad dentro de él, tal vez la escena en que Wendy descubre lo que ha escrito su marido es demasiado precipitada.

El director estadounidense adaptó la exitosa novela de Stephen King, pero no fue demasiado fiel a ella y el escritor acabo descontento con la película. Posteriormente Rebecca de Mornay encabezaría el reparto de una teleserie mucho más fiel al original. Cuentan las malas lenguas que Kubrick llamó tres veces a King para llegar a un acuerdo por la novela. Todas las conversaciones terminaban con Kubrick colgando al escritor. A la cuarta llamada King le dijo: “Un tal S.K esta hasta los huevos de un tal S.K” y le colgó.

Personalmente opino que El Resplandor es la mejor película de terror del siglo XX. ¿Qué nos deparará el XXI?.
 
CRÍTICAS RECIENTES