"The Fireman": La adaptación de la nueva novela de Joe Hill ya tiene director

A sus 43 años el bueno de Joe Hill sigue con fuerza los pasos de su padre, Stephen King, después de haber publicado novelas magníficas como "Cuernos", "El Traje del Muerto", "Fantasmas" o la novela gráfica "Locke & Key".

Hill ya tiene nueva novela preparada, The Fireman, que se pondrá a la venta la próxima primavera y cuya adaptación cinematográfica ya está en marcha. Además hoy hemos sabido que Louis Leterrier (Furia de Titanes, Ahora Me Ves) ha sido el elegido para dirigirla.

Nadie sabe exactamente dónde y en qué momento se originó. Una terrible plaga se ha extendido como la pólvora por todo el país golpeando a las ciudades una por una: Boston, Detroit, Seattle. Los médicos la llaman "Draco Incendia Trychophyton". Para todos los demás es la "escama de dragón", una espora altamente contagiosa y mortal que marca a sus anfitriones por todo el cuerpo con marcas negras y doradas antes de hacerlos estallar en llamas. Millones de personas están infectadas y no existe un antídoto.

Harper Grayson es una compasiva enfermera que trató a cientos de pacientes infectados antes de que su hospital se quemara hasta los cimientos. Ahora ha descubierto las marcas de la enfermedad sobre su piel. Cuando empezó el primer brote ella y su marido Jakob hicieron un pacto: si se infectaban ellos se ocuparían de la situación por sus propias manos. Para consternación de Jakob, Harper quiere vivir; al menos hasta que su embarazo llegue a término. En el hospital, ella fue testigo de como las madres infectadas daban a luz a bebés sanos y cree que el suyo también lo estará, si es que consigue dar a luz antes de morir.

Convencido de que esposa le ha hecho contagiarse Jakob pierde la cabeza y le abandona mientras el pequeño pueblo de Nueva Inglaterra donde vivían está sumido en el caos que provoca la aparición de Escuadrones de Cremación armados, que se autoproclaman poseedores de la autoridad para vagar por las calles y bosques para exterminar a aquellos que creen que portan la espora.

Pero Harper no está tan sola: un misterioso e irresistible desconocido con el que coincidió brevemente en el hospital, un hombre con la sucia chaqueta amarilla de un bombero, que lleva una barra de hierro con un gancho, separa el abismo entre la locura y la muerte. Conocido como el Bombero, se pasea por las ruinas de Nuevo Hampshire como un loco contagiado por las "escamas de dragón" que ha aprendido a controlar el fuego dentro de sí mismo, utilizándolo como escudo para proteger a las presas... y como arma para vengar a los agraviados.



(Joe Hill, autor de la novela)