CRÍTICA DE SUSPENSE

Por Ramón Ruestes
 
La novela de Henry James "Otra vuelta de tuerca" (1893), una de las más celebres novelas de fantasmas, es llevada a la pantalla con muchos aciertos.

Una excelente Deborah Kerr en el papel de la institutriz que nos guiara por la mansión y por toda la ambigüedad de esa turbadora historia.

La película cuenta con un magistral trabajo de fotografía por parte de Freddie Francis. Asimismo, consigue conservar el equilibrio entre lo sobrenatural y lo sugerido dejando al espectador desamparado ante la pregunta de donde reside el verdadero horror ¿fantasmas?

"¡Suspense!", influencia de algunas de las ultimas obras fantasmales como "Los otros" de Alejandro Amenábar o "El sexto sentido", es sin duda uno de los mejores trabajos en lo que respecta a apariciones espectrales. Aquí no están siquiera acompañados por golpes de efecto sonoros, ni neblinas o maquillajes horripilantes. Simplemente aparece algo que nos provoca pavor debido a que no debería estar allí. Alguien de apariencia totalmente normal, pero de malvada naturaleza e intenciones ¿O no? ¿O los monstruos que alberga la mansión son los que crea la naturaleza humana?

Aparte de este "The innocents", la novela de James también ha sido llevada a la pantalla en varias ocasiones como en "Los últimos juegos prohibidos", "El celo" o "La otra vuelta de tuerca" de Eloy de la Iglesia.
 
CRÍTICAS RECIENTES