CRÍTICA DE RESIDENT EVIL: VENGANZA

Por Ignacio Estrada
 
Coincidiendo con la salida al mercado de la sexta parte del videojuego, "Resident Evil" llega a nuestras pantallas la quinta entrega cinematográfica de las aventuras de Alice y su lucha contra la compañía Umbrella. En esta ocasión, bajo el subtítulo de "Venganza", Paul W. S. Anderson, vuelve a ponerse tras las cámaras, para volver a dirigir a su mujer Milla Jovovich, y un séquito de guapas y guapos para deleitar a la audiencia.

"Residente Evil: Venganza" arranca justamente donde lo dejó el anterior capitulo, Ultratumba, con la llegada de Jill y un montón de aviones/helicópteros al Arcadia. Para aquellos que os hayáis perdido alguna secuela, no os preocupéis pues hay un resumen muy interesante al principio de la cinta. Tras lo que sucede en dicho barco, se nos plantea el argumento de esta nueva aventura, y tras eso, todo es acción. Este ritmo frenético deleitará a los fans más viciosos pero dejará algo frío a los que busquen un poco de narrativa (algo que ya es habitual en la saga).

Paul W.S. Anderson (Alien Vs. Predator), guionista de esta entrega y padre cinematográfico de la saga, vuelve a dirigir este episodio con “la clase” a la que nos tiene acostumbrados, es decir, planos ralentizados sin venir a cuento, encuadres imposibles, composición muy macarra... todo a ritmo de videojuego. De hecho, en esta secuela esa dirección esta más justificada que nunca, pues estamos ante el guion que más forma de videojuego tiene, y es que Alice deberá pasar por diferentes fases hasta enfrentase al malo final de la película. Además hay que agradecerle al director alguno de los momentos más interesantes de la cinta como el homenaje a “Amanecer de los muertos” de Zack Snyder o uno de los momentos cumbres de la saga, el enfrentamiento entre Alice y Jill Valentine.

Como apuntaba en la introducción, el casting está formado por un montón de caras bonitas que quedan muy bien delante de la cámara. Destaca como siempre, Milla Jovovich ("El quinto elemento") quien nació para interpretar a Alice y sería irremplazable. Eso sí, en esta cinta Sienna Guillory (Eragon) le roba varios momentos con ese traje azul celeste ajustado… (OMG). Además, para los más nostálgicos regresan a la saga dos actores de entregas anteriores en papeles diferentes, y ahí lo dejamos...

En resumen, es otra más de la saga, donde se han preocupado más por la acción que de la historia, pues es “non-stop” desde el minuto 20 hasta el final. Sin duda los fans de la saga lo van a gozar, y van a salir e de la sala pidiendo el último capitulo a gritos.


Lo mejor: Alice vs. Jill

Lo peor: Que apenas cuenta nada, y deja la puerta más abierta que nunca a una nueva entrega.
 
CRÍTICAS RECIENTES