Sitges 2014: Resumen del día 3

Ayer fue el día de "Orígenes", "Housebound" o la extraordinaria "The Guest", lo nuevo de los creadores de "Tú Eres el Siguiente"
La tormenta perfecta ha despertado tras la, juas, salida de Roland Emmerich del festival. Pero el sol ha salido en Sitges y nosotros hemos ido tras él, a merendarnos un domingo mestizo, con platos fuertes y otros menos esperados que han dejado una jornada algo irregular.

Los supervivientes a la lluvia han podido a ver Housebound (Gerard Johnstone, 2014), una vuelta de tuerca a los títulos de casas encantadas en la que su protagonista no puede salir de ella por culpa de un arresto inmobiliario. Las opiniones generales hablan de un film divertido, con momentos gore y un espíritu gamberro muy ligado a esa Nueva Zelanda que vio nacer a un tal Peter Jackson.



(Housebound)


A la misma hora el festival proyectaba La Distancia (Sergio Caballero, 2014), una extraña y onírica historia con un grupo de enanos con poderes sobrenaturales (wat?) que viven en una central térmica de Siberia (da fuq?) y tienen la misión de robar “La Distancia” (really?). Con ese trasfondo y rodada en ruso o austriaco, os podéis imaginar cuales han sido los ánimos con los que ha salido la prensa.

El día se ha animado con la esperada Orígenes (Mike Cahill, 2014), la película protagonizada por Michael Pitt y que trae por detrás el buen regusto con el que dejó Otra Tierra, la anterior obra de su director. Fe, ciencia y el más allá se mezclan en la historia de un científico, interpretado por el propio Pitt, estudiante del iris humano y obsesionado con probar la no existencia de Dios.



(Orígenes)


Suena fatal y profundo, ¿verdad? Pues nada más lejos de la verdad: Orígenes es una historia preciosa, un cuento conmovedor sobre la búsqueda del amor, el sentido de la vida y la propia fe, todo en un marco siempre indie pero siempre humano, real. El público ha soltado lágrimas y ha salido contento de los pases; se convierte en una seria candidata al premio a mejor película.

Otro plato fuerte de los que se han servido ha sido el de The Guest (Adam Wingard, 2014), la action-movie ochentera que traen los responsables de la excelente "Tú Eres el Siguiente". Una familia llora la muerte de su hijo en la guerra, pero su mundo cambia cuando un ex-compañero de su hijo aparece en casa. Y ya, no sé si contar más. Bueno, podría decir que es probablemente una de las pelis del festival, que su música, foto y dirección van a la vena Carpenteriana de cabeza y que el público se ha vuelto loco con lo que han hecho el team Wingard & Barrett.

Imaginad una acción seca dirigida como la hacían en las Cannon de hace 30 años, con una mala baba marca de la casa y un protagonista que, si no fuera porque está fuera de competición, se llevaría el premio a interpretación masculina de cabeza. Todo en ella es guay, todo en ella mola; un relato pasional para nosotros, un cambio de registro espectacular para su director y un giro muy interesante al germen mumblegore que nació hace ya unos cuantos años. Ojo, porque está gente está empezando a hacer cosas muy interesantes, siempre dentro de género, pero ya alejados de fantástico o terror.


The Guest
(The Guest)


El mediodía ha irrumpido con The Midnight After (Fuit Chan, 2014), película china del director de "Dumplings". Narra la historia de un minibús que llega un destino donde no hay nadie, sin ninguna explicación. Sus pasajeros, representantes de diferentes escalas de la sociedad, se ven inmensos en un misterio que, parece ser, no ha interesado a la sala como debiera. Pesada, barata y somnífera, estos han sido los generosos adjetivos con los que han clasificado la película su audiencia. Un bluf importante en la selección asiática, que ya ha dado algún que otro film de los de echar cabezadita.

Finalmente se ha vuelto a animar un poco el ambiente con la divertida "The Boxtrols" (Graham Annable, Anthony Stacchi). Ha servido para que acudan familias Sitgeras (que las hay) para ver un cuento sobre la tolerancia en un ambiente rodeado de monstruos. Si bien está muy lejos de la genial "Paranorman", la película ha sido bien recibida y en general su público ha disfrutado en todo momento.

Hoy volveremos a la carga con la vuelta del genial Tetsuya Nakashima (Confessions), con su The World of Kanako. También asomaremos patita en la extrañísima película de vampiros A Girls Walks Home At Night, el western coeniano Cold in July de Jim Mickle o la aparente ida de olla titulada The Voices, protagonizada por un Ryan Reynolds capaz de hablar con sus animales domésticos tras una rotura sentimental.



(The Voices)


Etiquetas: Sitges 2014