Sitges 2014: Resumen del día 6

Fue el día de "Annabelle", "Asmodexia" así como el recopilatorio de antologías de terror con "VHS Viral", "The ABCs of Death 2" y "México Bárbaro"
Los días entre semana pasan, vemos el temido final del túnel y aún así la gente no deja de acudir a cualquiera de las sesiones, mañana, tarde o noche, sea entre semana o no.

Curioso entonces ver un miércoles por la mañana, de nuevo, el Auditori a reventar para ver el spin-off de la excelente "The Conjuring", el de la muñequita "Annabelle" (John R. Leonetti, 2014). La película sirve como precuela al comienzo de Expediente Warren, en la que una pareja a punto de dar a luz son atacados por un par de sectarios en mitad de la noche. Después del asalto una de las muñecas de la colección que tienen en casa dejará de ser la misma, atrayendo a un ser oscuro y maligno en busca de un alma inocente.

La película, prefabricada en muchos moldes y sacada de factoría, da lo que promete para un título del estilo: sustos bien hechos, subidones de volumen y protagonistas funcionales para hacérnoslo pasar mal en la sala oscura. Realmente entretenida, parece que este spin-off no ha contactado con el público más fanbase, que salió decepcionado tras cargar expectativas con el precedente de James Wan. Lo que es seguro es que su taquilla funcionará como un tiro, es la película perfecta para las multi-salas.



(Annabelle)


Nuestro querido Moss de The It Crowd resulta que también es director, y aquí se ha podido ver su segunda película, The Double (Richard Ayoade, 2013). Basada en la novela de Dostoyevsky, cuenta como un hombre comienza a sospechar que un doble exacto pero con otra personalidad le está suplantando la vida. Estilazo en la dirección, la película se aleja algo de su ópera prima Submarine, y hay quien le recuerda al estilo de Gilliam. Eso sí, el duelo de películas que se marcaría con Enemy de Dennis Villeuneve, saldría perdiendo.

El thriller coreano ha retomado protagonismo con A Hard Day (Kim Seong-hun, 2014), terremoto Hitchoniano en el que un agente de policía decide ocultar el cadáver de un hombre al que acaba de atropellar en la tumba de su madre. Boom, así, tal cual. Ha hecho las delicias de los espectadores al fin ver un tour-de-force asiático de los que se recuerdan en cada edición, repleto de giros y una dirección excelente.

Más patrimonio nacional en Sitges con "Asmodexia" (Marc Carreté, 2014), que se ha presentado en pase único la tarde del Auditori. Según su director, una “road-movie de exorcismos a medio camino entre el terror y la melancolía”, una película intimista, a ratos naturalista, en las que una nieta y su abuelo recorren un largo camino durante 3 días hasta llegar a Barcelona. Aplaudida con moderación, el film tiene una fotografía genial de Xavi Garriga con imágenes potentísimas, pero una trama a la que le falta fuerza y un reparto algo perdido en dirección y temple con sus personajes.



(Asmodexia)


Uno de los platos esperados con ansiedad era "Aux Yeux Des Vivants" (Alexandre Bustillo, Julien Maury), lo nuevo de los franceses locos que nos trajeron aquella obra maestra llamada A l’Interieur. Como ya hicieron con Livide, Bustillo y Maury se desmarcan de lo esperado y tiran hacia el slasher ochentero, en el que tres niños se enfrentan a un psicópata gigante con máscara de payaso.

Aunque al público le ha gustado, y bastante, muchos hemos salido con frustración por el potencial no explotado de la película. Si al principio remarca sus referentes a Los Goonies, a mitad parece acojonarse y tirar por el camino más tradicional, centrándose en una madre que hasta ese momento era totalmente secundaria y apartando la originalidad del concepto por la borda. Aún así, muy disfrutable y con sus momentos gore de la casa, más moderados que otras veces, pero que siempre cumplen.

Al llegar la noche nos hemos acercado al Retiro para disfrutar de un maratón puro Sitges, con las antologías "V/H/S:Viral", "The ABCs of Death" y "México Bárbaro".

La primera de la noche, "V/H/S: Viral", ha cumplido como siempre la tradición anual que ya inició hace tres años su primera parte. Esta vez con nombres como el de Nacho Vigalondo o Justin Benson y Aaron Moorhead (directores de Spring, también presentada en Sitges), la tercera entrega de la saga tira para la pura diversión, el gamberrismo más claro y las ganas de hacer disfrutar a su audiencia. El primer y segundo segmentos sobretodo, tocando temas originales y que han arrancado aplausos potentes en el público. Por nosotros que traigan una de estas cada año.



(VHS VIRAL)


El maratón continuaba con la mega-antología de 26 directores títulada "The ABCs of Death 2". Para los nuevos: se tratan de 26 cortos de menso de 4 minutos, hechos por directores de género de todo el mundo con total libertad creativa y una única condición, que se centren en una letra del abecedario y la muerte.

Mucho, pero mucho más redonda en general que su primera parte, tiene una cantidad de cortos con gran calidad, aunque se echa en falta las bizzaradas y burradas que aparecían en la anterior. Los directores de Big Bad Wolves se marcan uno de los cortos más potentes, así como los del español Juan Martínez Moreno (Lobos de Arga) o el de un debutante Chris Nash, que compone el segmento más extraordinario y que da cierre a la antología por todo lo alto.

El maratón ha dado al amanecer con la mexicana (valga la redundancia que viene) "México Barbaro", antología de historias terroríficas con base del folklore mexicano, dividida en diferentes directores.


Etiquetas: Sitges 2014