NOTICIAS BLOODLINE

Crítica de "Bloodline" (***). El día en que Seann William Scott se conviertió en Serial Killer.

Ya conoces el esquema: hombre de mediana edad, en buena forma, con una familia feliz esconde terrible secreto: es un asesino en serie. El habitante oscuro en su interior le obliga a escapar de noche, cazar delincuentes y ahogar su psicopatía bajo la excusa de justicia. Sí, la serie Dexter (2009-2013) no tiene tantos años y sus exploit, entre los que seguramente se encuentre Bloodline (Henry Jacobson, 2018) no son ninguna novedad. Pero eso no le quita ni un ápice de mérito a una notable cinta de psicópatas que se esfuerza, minuto a minuto y golpe a golpe, en evitar con éxito el aburrimiento por repetición.