El universo cinematográfico Marvel se queda de nuevo sin Spider-Man

Aunque Spider-Man sea un personaje de Marvel sus derechos cinematográficos los tiene Sony Pictures desde que Sam Raimi estrenase la primera de sus películas allá por el año 2002.

Sin embargo hace unos años Marvel y Disney llegaron a un acuerdo para que Spider-Man apareciese en el universo cinematográfico Marvel haciendo su debut en Civil War y desde entonces ha estado también en Infinity War, End Game, Spider-Man: Homecoming y Spider-Man: Lejos de Casa.

Ayer Deadline ha publicado una noticia en que afirma en que esta relación se ha roto y Marvel no volverá a producir una película de Spider-Man (y por tanto este personaje se mantendrá al margen del universo cinematográfico actual).

Según afirman el problema radica en que Kevin Feige -jefazo de Marvel Studios- quería tener voto a la hora de decidir el futuro de Spider-Man en la gran pantalla, algo que Sony no está dispuesto a aceptar y más teniendo en cuenta que Spider-Man: Lejos de Casa es la película que más dinero ha recaudado en la historia del estudio.


Además Feige quería que a partir de ahora todas las películas de Spider-Man fueran financiadas a partes iguales, y por tanto, la recaudación de las películas también iría al 50% entre Sony y Marvel (actualmente Marvel solo se lleva el 5%).

¿Qué implica esto? Pues que Spider-Man podrá tener sus propias películas y en ellas solo podrán aparecer personajes de su universo (Duende Verde, Venom, Doctor Octopus...etc), pero ahora no tendremos ni Nick Furias, ni Iron Mans ni otros personajes que sean de Marvel.

De momento Tom Holland tiene contrato para protagonizar otra película más que Jon Watts en principio también se encargaría de dirigir. Habrá qué ver cómo afecta esto a su argumento y más después del final de Spider-Man: Lejos de Casa.